Descargar Rutas del conflicto en el App Store
Descargar Rutas del conflicto en Google play

Realiza tu búsqueda >

Destacados

Vista Hermosa desde sus ojos

En el proyecto Mi Municipio, los jóvenes de las regiones más golpeadas por la violencia trabajan en la reconstrucción de la memoria de sus pueblos



Vista Hermosa se encuentra en los Llanos Orientales colombianos, donde las temperaturas pueden pasar de los 30°C y la humedad, del 60 por ciento. Este municipio del Meta ha sido golpeado por la violencia de diferentes actores armados durante décadas, y aunque ha sido escenario de cientos de muertes y de desplazamientos, actualmente lo habitan jóvenes que hablan con propiedad sobre construcción de paz, oportunidades y retos a superar.

Rutas del Conflicto estuvo en Vista Hermosa para dar talleres de periodismo a jóvenes de los grados 9no y 11 de la Institución Educativa Centauros y a miembros de la Unión de Pensamiento Joven, una organización de habitantes del pueblo. Muchos de ellos ya habían escuchado, visto y leído noticias sobre su municipio y no estaban contentos con ellas. “Solo se habla de violencia”, dijeron algunos.

Juntos, hablamos sobre algunas maneras para narrar la memoria y la historia de Vista Hermosa desde sus puntos de vista, y así surgieron diversas propuestas de enfoque.

“Uno de los retos (que tenemos) es que nosotros y las demás personas debemos convivir con los desmovilizados y darles otra oportunidad para que estudien y aprendan cosas nuevas y buenas”, escribió una estudiante.

Otros desafíos descritos por alumnos son: el mejoramiento de los suministros de agua y de gas y del servicio de internet, la pavimentación de calles y la creación de espacios para el deporte y la cultura.

Los jóvenes, sin embargo, no dejan de considerar las historias de violencia que vivieron. En un aula de más de 30 estudiantes, cuando fueron cuestionados sobre si conocían a alguna víctima del conflicto, más de la mitad levantó la mano. Y una alumna preguntó: “Yo conozco. En dado caso, ¿puedo hablar de mí misma?”

“Cuando tenía nueve años, estábamos en pleno diciembre, un 8, y estábamos en nuestra casa. Hubo un enfrentamiento entre el Ejército y las Farc. Eso me marcó porque vi mucha violencia”, contó otra estudiante.

Para ellos, los sobrevivientes del conflicto no son números ni habitantes de un pueblo lejano, sino que tienen cara, sentimientos, una vida que describen como común y son ejemplos de cómo salir adelante. Son esas las historias que los jóvenes eligieron contar.

“La persona que quisiera elegir sería mi abuelo, ya que él y mi abuela fueron desplazados y amenazados por la guerrilla. También me gustaría entrevistar a mi tía, que es desmovilizada”, escribió una estudiante.

En el pueblo, al pie de la hermosa vista de la serranía de la Macarena, hay muchas historias ocultas entre el sol y la humedad. A lo largo de las siguientes semanas, algunas estarán disponibles en Rutas del Conflicto y quienes las cuentan son los jóvenes que nos muestran a Vista Hermosa desde sus ojos.

*Este proyecto fue posible gracias a los participantes de una campaña de Crowdfunding y a la Universidad del Rosario.

Artículos disponibles:

"Camino a la reconciliación": https://goo.gl/rIhLFJ

"Hay vida después de la guerra": https://goo.gl/QRUzSq

Este sitio web y las aplicaciones para móviles mencionadas en este portal son un producto del Centro Nacional de Memoria Histórica, la Fundación ConLupa.co y VerdadAbierta.com. Todo el contenido de Rutas del Conflicto puede ser usado total o parcialmente siempre y cuando se cite como fuente a este proyecto.