Datos principales

Municipio y departamento: Uribía , La Guajira

Vereda y corregimiento: Portete

Grupo Armado: ,

Fecha: 2004-04-18

LISTADO DE VÍCTIMAS

Margoth Fince Epinayú (líder comunitaria)

Rosa Cecilia Fince Uriana (líder comunitaria)

Rubén Epinayú, Diana Fince Uriana

Reina Fince Pushaina. 

 


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de Bahía Portete

Revista Semana
Foto por: Revista Semana

Actualizado el: Mié, 10/02/2019 - 22:48

Hacia las 7 de la mañana del domingo 18 de abril de 2004, llegaron a Bahía Portete cerca de 45 hombres del Bloque Norte de las Auc, entre ellos un grupo de indígenas Wayuu, y mataron a seis personas que hacían parte de dos familias reconocidas en la comunidad. La masacre fue ordenada por Rodrigo Tovar Pupo alias ‘Jorge 40’, jefe del Bloque Norte, y Arnulfo Sánchez alias ‘Pablo’, jefe del Frente Contrainsurgencia Wayuu de las Auc. 

Los paramilitares llegaron a la casa de Margoth Fince Epinayú, una mujer de 70 años miembro de la Asociación Indígena de Autoridades Tradicionales, la golpearon, la sacaron de su casa y la asesinaron con machetes. Luego se dirigieron a la casa de Rosa Fince, reconocida líder de la comunidad, la llevaron a una loma, la amarraron, la decapitaron y desmembraron. Saliendo de la casa de Rosa, los ‘paras’ raptaron a Diana y Reina Fince, que hasta la fecha permanecen desparecidas. Por último, mataron a Rubén Epinayú de 18 años, amarraron su cuerpo a una camioneta y lo arrastraron por todo el caserío para que todos sus habitantes lo vieran.  

Tres días antes de la masacre, las autoridades del pueblo se comunicaron con la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General y el Ministerio de Defensa pidiendo seguridad especial, pero no recibieron respuesta.  

Los paramilitares tenían interés en tener el control de Bahía Portete, porque durante décadas ha sido sitio de entrada y salida de mercancía de contrabando, de drogas y armas.