Datos principales

Municipio y departamento: Barrancabermeja , Santander

Vereda y corregimiento: El Llanito

Grupo Armado: Grupo armado no identificado,

Fecha: 1991-12-19

LISTADO DE VÍCTIMAS

Abel Manzano

Enrique Manzano

Alirio Retamoso 

Martín Díaz

Ismael Páez


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

-

.

Masacre de Barrancabermeja, diciembre 1991

Semana
Foto por: Semana

Actualizado el: Lun, 10/14/2019 - 15:02

El 19 de diciembre de 1991 un grupo de hombres armados llegó al corregimiento de El Llanito en Barrancabermeja, Santander, y con lista en mano sacó de sus casas a cinco pobladores, los llevó a la orilla del río Sogamoso y los asesinó con armas de fuego.

Las víctimas eran pescadores artesanales, como la mayoría de habitantes de la zona, que se ganan la vida trabajando en los caños que desembocan en los ríos Magdalena y Sogamoso.  Dos de los muertos pertenecían a una misma familia, los hermanos Abel y Enrique Manzano.

Desde la década de los sesenta han existido varios movimientos sociales de izquierda en la zona relacionados a la actividad petrolera del puerto, y desde esa misma época ha hecho presencia en la región la guerrilla del Eln.  Estas circunstancias causaron la estigmatización de los habitantes de Barrancabermeja que sufrieron decenas de masacres desde la llegada de los paramilitares a mediados de los ochenta.

Desde mediados de la década de los ochenta, grupos paramilitares enviados desde Puerto Boyacá, llegaron a Barrancabermeja para a asesinar a líderes de izquierda.  En la ciudad convergían desde los años veinte varios movimientos sociales, políticos y sindicales alrededor de la refinería de petróleo de Ecopetrol, y el Eln tenía influencia en varios barrios que se convirtieron en el objetivo de los ‘paras’.

Las masacres se volvieron más frecuentes a finales de los ochenta, cuando miembros de la Armada Nacional crearon un grupo conocido como Red de Inteligencia que se alió con los paramilitares para asesinar y desaparecer a supuestos colaboradores de la guerrilla.  Aunque existen investigaciones disciplinarias que reconocen la responsabilidad del Estado en muchas de estas matanzas, a 2013 no existe ninguna condena a miembros de la fuerza pública por estos hechos.