Datos principales

Municipio y departamento: Guadalajara de Buga , valle

Vereda y corregimiento: Alaska, Tres Esquinas y La Habana.

Grupo Armado: ,

Fecha: 2001-10-10

LISTADO DE VÍCTIMAS

Marino Sánchez
Avelino Sánchez
Mario Cardona
Manuel Gómez Lizarazo
Álvaro Mejía Agudelo
Jairo Valbuena
Jesús Ortiz Valencia
Ferney Guerrero
Henry Mosquera Valencia
Otoniel Lujan Rueda
Jair Ávila
Abisael Torres Torres
Fernando León Santa
Balbino Pérez
Luis Octavio Vélez
Nelson Antonio Pulgarín
Raúl Antonio Jaramillo
John Freddy Franco
Jairo Valencia Valencia
Daniel Lizarazo
Juan Carlos Raigoza Pulgarín
Edilberto Calvo
Fernando Calvo Moya
Luis Calvo Moya
Eduard Puerta Cardona
Lázaro Rubiano
William Agudelo


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de Buga

Daniel Reina Romero - Revista Semana.
Foto por: Daniel Reina Romero - Revista Semana.

Actualizado el: Mié, 10/02/2019 - 22:48

Hacia las 3 de la tarde del 10 de octubre de 2001, un grupo de entre 20 y 30 paramilitares llegó al corregimiento de La Magdalena en Buga y se llevó a ocho personas a quienes asesinaron en un cruce de vías cercano. Luego, en la vereda Alaska, reunieron a un grupo de campesinos frente a la parroquia con el pretexto de leerles un comunicado. Allí seleccionaron a 14 hombres, los alinearon frente a la caseta comunal y les dispararon ráfagas de fusil.

Media hora más tarde los asesinos entraron en la vereda Tres Esquinas, donde asesinaron a otras personas. Después, en la vereda La Habana, detuvieron una chiva, en la que viajaban unos 45 pasajeros, hicieron bajar a los hombres, los obligaron a correr y les dispararon ráfagas de fusil por la espalda. 

A la morgue de Buga llegaron en total 24 cadáveres, entre los que se encontraban menores de edad y ancianos. Según habitantes del lugar, una gran parte de los muertos tenían algún tipo de cercanía con los promotores sociales del Instituto Mayor Campesino (Imca), un centro educativo con fines sociales dirigido por jesuitas, que como entidad había acompañado durante varios años a las comunidades rurales de la zona. Según sobrevivientes, los paramilitares justificaron los hechos con el argumento de que eran ‘auxiliadores de la guerrilla’.

A pesar de que los hechos ocurrieron a media hora de un batallón del Ejército y 15 minutos de una estación de Policía, la fuerza pública sólo llegó al lugar sino cinco horas después de la matanza. Por esto, en 2009 la Nación debió pagar a las víctimas entre cinco y 80 millones de pesos, dependiendo del daño causado a cada una de las familias. En 2001, Buga era uno de los escenarios de la expansión del Bloque Calima en el Valle. Los ‘paras’ llegaron en 1999 al departamento por petición de  empresarios de la región y narcotraficantes del Cartel del Norte del Valle, debido al intenso accionar de la guerrilla en la zona.