Datos principales

Municipio y departamento: Puerto Gaitán , Meta

Vereda y corregimiento: El Limón

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 1991-09-18

LISTADO DE VÍCTIMAS

Abelardo Estrada

Carlos Valeriano

Arnoldo Daza

Ricaurte Campos

Carlos Daza 


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de El Limón, Puerto Gaitán

Revista Semana
Foto por: Revista Semana

Actualizado el: Mar, 10/15/2019 - 20:11

El 18 de septiembre de 1991 un grupo de paramilitares armados que vestían prendas del Ejército llegaron a la finca La Esperanza en la vereda El Limón, en el municipio de Puerto Gaitán en el Meta y asesinaron a cinco campesinos. 

Los ‘paras’ aplicaron acido en la cara de las víctimas y los mataron con disparos en la cabeza.  Dos de ellas, Arnoldo y Carlos Daza, pertenecían a una misma familia.

Los paramilitares llegaron a los Llanos Orientales a mediados de los años 80, traídos por narcotraficantes y esmeralderos boyacenses desde Puerto Boyacá, en el Magdalena Medio.  Los ‘paras’ se hacían llamar ‘Masetos’, en referencia al grupo Muerte A Secuestradores, Mas, creado por el Cartel de Medellín, luego del secuestro de Marta Nieves Ochoa, hermana de los capos Ochoa Vásquez, en 1982.  Aunque el Mas solo duró unos meses, varios grupos paramilitares usaron el nombre desde esa época. 

En los Llanos, los ‘Masetos’ asesinaron a centenares de militantes de izquierda.  A mediados de los noventa, varios integrantes de estos grupos se convirtieron en jefes de los bloque paramilitares de la región creados por los hermanos Carlos y Vicente Castaño.

Masetos en los Llanos Orientales:

A principios de los años ochenta llegaron a los Llanos Orientales narcotraficantes y esmeralderos boyacenses a comprar grandes hatos ganaderos.  Llevaron sus grupos de seguridad privada, muchos de ellos integrados por miembros de las Autodefensas del Magdalena Medio, provenientes de Puerto Boyacá.

Los nuevos terratenientes convirtieron a sus escoltas privados en grupos paramilitares como las Autodefensas de San Martín.  Estas estructuras delinquieron en todo el departamento del Meta y fueron conocidos como 'Masetos'.