Datos principales

Municipio y departamento: Valle del Guamuez , Putumayo

Vereda y corregimiento: El Tigre

Grupo Armado: ,

Fecha: 1999-01-09

LISTADO DE VÍCTIMAS

Ricardo Morales Zúñiga

Humberto Salas

Jairo Zambrano Herrera

Onésimo SamboniIles

Marcelo Arévalo Adreda

Mario Antonio Cabrera

Euler Rosero Simaco

Miguel Ángel Rosero Romo

Jazmany Nárvaez

David González

Carlos Cerón

José Alveiro Erazo Pérez

Hernando Teherán Cuases

Moisés Getial

Cristian Édgar Arquímedes Bastidas

Elías Meneses

Jaime Alirio Bermeo Sotelo

Andrés de Jesús Herrera López

Hobeimar Quiñónez

Édgar Ruíz

Gerardo Zambrano Herrera

Sandro Alberto Morales

Hernando Beltrán Cuases

Wilmer Narváez Álvarez

César Augusto Ramírez Tobar


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de El Tigre

Daniel Reina Romero - Revista Semana
Foto por: Daniel Reina Romero - Revista Semana

Actualizado el: Mié, 10/02/2019 - 22:48

Sobre las 11 de la noche del 9 de enero de 1999, un grupo de aproximadamente 150 paramilitares se tomaron  el caserío de El Tigre, en el municipio de Valle del Guamuez. Los ‘paras’ recorrieron la vereda, escribieron en algunas paredes “Auc presentes” y obligaron a los habitantes a reunirse en la calle principal. A algunos les ordenaron arrodillarse y permanecer en silencio, mientras decidían al azar a quienes asesinar. Según informes de la Fiscalía, también se presentaron casos de violencia sexual y  el aborto de dos mujeres, a causa de las agresiones físicas a las que fueron sometidas.

Por órdenes de Antonio Londoño Jaramillo, alias ‘Rafa Putumayo’, jefe del Bloque Sur Putumayo de las Auc,  y Arnulfo Santamaría Galindo, alias ‘Pipa’, fueron asesinadas 28 personas y se estima que hubo alrededor de 14 personas desaparecidas, en su mayoría lanzadas al río Guamuez. Tras culminar la matanza, los ‘paras’ incendiaron varias casas cercanas a la vía principal. Antes de abandonar el pueblo, tomaron los cuerpos de algunas víctimas y los organizaron en forma de círculo en medio de la carretera y amenazaron con regresar 24 horas después para asesinar a los sobrevivientes, lo que causó el desplazamiento de cerca de cien familias.

Según informes de Amnistía Internacional, hubo una omisión por parte de la  Brigada XXIV del Ejército, pues a pesar de tener dos retenes en la zona no reaccionaron frente a la movilización de un grupo armando tan grande, y  que permaneció más de tres horas en el caserío. . Esta fue la primera masacre de la incursión paramilitar para quitarle el control del narcotráfico al Frente 48 de las Farc.