Datos principales

Municipio y departamento: Tibú , Norte de Santander

Vereda y corregimiento: La Gabarra

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 1999-08-21

LISTADO DE VÍCTIMAS

José Joaquín Losada Espinosa

José Guillermo Serrano Hernández

Evelio Quintero Suárez

Cesar Arturo Quintero Suárez

Gabriel Ángel Ortiz Rodríguez

Alfonso Rojas Rozo

Eugenio Marín Bedoya

Orlando Morales Rodríguez

Alfonso Mejía Bonilla

Juan José Molina

Grimaldo Ortiz

Pedro Cadena Peñalosa

Alfonso Cagua Garces

Víctor Julio Muñoz

José Benedicto Duarte Bermúdez

Eulogio García Ruiz

Orlando Morales Quintero

Humberto Becerra

Eugenio Marín Bedoya

José Alfonso Cagua

Elizabeth Umbariba Laguado


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de La Gabarra agosto de 1999

Efraín Patiño AFP - Revista Semana
Foto por: Efraín Patiño AFP - Revista Semana

Actualizado el: Vie, 10/11/2019 - 07:45

La noche del sábado 21 de agosto de 1999, un grupo de cerca de 150 paramilitares se tomó el corregimiento de La Gabarra, en el municipio de Tibú en Norte de Santander.  Los ‘paras’ aprovecharon que  muchos campesinos de la zona iban al caserío los sábados a divertirse y atacaron las principales discotecas y bares.  Asesinaron al menos a 35 personas, pero el número exacto de víctimas es incierto, porque los paramilitares cortaron la luz del corregimiento cuando llegaron y luego de cometer la masacre, según testigos, descuartizaron varios cuerpos que luego arrojaron al río Catatumbo.

Los hermanos Carlos y Vicente Castaño enviaron desde Urabá a cerca de 200 paramilitares a la zona del Catatumbo para quitarle el control de la zona, clave para el cultivo y procesamiento de coca, al frente 33 de las Farc y al Eln. Los ‘paras’ llegaron el 29 de mayo a la región con el objetivo de atacar el corregimiento de La Gabarra, pero la presencia de la guerrilla terminó por posponer el ataque al caserío hasta finales de agosto.  

Durante los tres meses, los ‘paras’ perpetraron varias masacres y asesinaron en total más de 100 personas en la zona. Decenas de mujeres fueron abusadas sexualmente por grupos completos de paramilitares, y luego algunas de ellas fueron asesinadas, varios cuerpos fueron hallados empalados y un cadáver de una mujer embarazada fue encontrado con el vientre abierto.  Casi toda la población de La Gabarra tuvo que desplazarse ese año.

El grupo de paramilitares que llegó a la región conformó el Bloque Catatumbo, bajo las órdenes de Salvatore Mancuso.  Varios miembros de la fuerza pública participaron en los hechos ocurridos durante estos meses, por lo que en 2004, el Tribunal administrativo de Cundinamarca condenó al Estado a pagar cerca de 45 mil millones de pesos a un grupo de 120 víctimas.  El mayor Mauricio Llorente Chávez y tres policías fueron sentenciados a 40 años de cárcel por la Corte Suprema de Justicia, por participar en los crímenes ocurridos durante esa época en el Catatumbo.

Desde el 2006 algunas de las 50 familias que tuvieron que abandonar sus fincas decidieron retornar al municipio para recuperar los predios. Actualmente Tibú es uno de los municipios con más reclamantes de tierras de Norte de Santander. Según datos de mayo de 2013, al menos 1.216 familias han solicitado la restitución de 52 mil hectáreas que fueron despojadas por paramilitares. Hasta el momento un Juez Especializado en Restitución de Tierras de Cúcuta ha emitido más de cinco sentencias que reconoce a los reclamantes como víctimas y se tiene en lista de espera aproximadamente 30 solicitudes de familias que reclaman sus predios en 18 barrios.

Según lo ha documentado la Unidad de Justicia y Paz, por lo menos 100 predios rurales en Tibú fueron tomados por Armando Alberto Pérez, alias “Camilo” y Marco Tulio Pérez, alias "El Oso". Según la entidad, en su época el Bloque Catatumbo utilizó algunas viviendas del casco urbano de Gabarra como centro de tortura y fabricación de explosivos.Una de esas casas fue denominada “el calabozo”, en donde según cuentan algunos habitantes, las víctimas eran torturadas, asesinadas y sus cuerpos lanzados al río.