Datos principales

Municipio y departamento: Tibú , Norte de Santander

Vereda y corregimiento: La Gabarra

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 1999-05-19

LISTADO DE VÍCTIMAS

Jorge Camilo González Prada

Gerardo Berbesí 

Rafael Claros


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de La Gabarra mayo de 1999

Efraín Patiño AFP - Revista Semana
Foto por: Efraín Patiño AFP - Revista Semana

Actualizado el: Vie, 10/11/2019 - 07:56

El 29 de mayo de 1999 un grupo de 200 paramilitares que viajaron desde Urabá en camiones, llegó a la zona del Catatumbo en Norte de Santander.  Los ‘paras’ montaron un retén en la carretera que conecta el casco urbano del municipio de Tibú con el corregimiento de la Gabarra, retuvieron cerca de 60 vehículos y lista en mano asesinaron a varias personas.

Aunque los informes oficiales reportaron cinco víctimas, algunos testigos señalan que fueron más de ocho.  Los paramilitares los asesinaron con armas de fuego frente a sus familiares y luego dejaron los cuerpos en la carretera.  Ante la masacre, centenares de habitantes del sector cruzaron la frontera hacia Venezuela abandonando sus fincas.

Los ‘paras’ recorrieron más de 700 kilómetros, enviados por los hermanos Vicente y Carlos Castaño para quitarle el control de la zona al Eln y las Farc que manejaban el tráfico de drogas en la frontera con Venezuela.  Armando Alberto Pérez Betancur, alias ‘Camilo’, fue el jefe paramilitar que coordinó la masacre.  

El grupo de paramilitares que llegó a la región conformó el Bloque Catatumbo, bajo las órdenes de Salvatore Mancuso.  Esta fue la primera de varias masacres que los ‘paras’ perpetraron entre mayo y agosto de 1999 en la zona y que dejaron más de 100 personas asesinadas.  Varios miembros de la fuerza pública participaron en los hechos ocurridos durante estos meses, por lo que en 2004, el Tribunal administrativo de Cundinamarca condenó al Estado a pagar cerca de 45 mil millones de pesos a un grupo de 120 víctimas.  El mayor Mauricio Llorente Chávez y tres policías fueron sentenciados a 40 años de cárcel por la Corte Suprema de Justicia, por participar en los crímenes ocurridos durante esa época en el Catatumbo.