Datos principales

Municipio y departamento: Simacota , Santander

Vereda y corregimiento: La Rochela

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 1989-01-18

LISTADO DE VÍCTIMAS

Mariela Morales Caro(Jueza 4 de Instrucción Criminal de San Gil)

Pablo Antonio Beltrán (Juez 16 de Instrucción Criminal de San Gil)

Samuel Vargas (Conductor del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil)

Gabriel Enrique Vesga (Miembro del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil)

César Augusto Morales (Miembro del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil)

Yul Germán Monroy (Investigador del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá)

Carlos Fernando Castillo (Secretario del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá)

Orlando Morales (Investigador del Cuerpo Técnico de la Policía Judicial)

Virgilio Hernández (Secretario del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá)

Benhur Iván Guasca (Investigador del Cuerpo Técnico de la Policía Judicial)

Luis Orlando Hernández (Investigador del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de Bogotá)

Arnulfo Mejía (Conductor del Cuerpo Técnico de Policía Judicial de San Gil)


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de La Rochela

Jesús Villamizar - Vanguardia Liberal - Semana
Foto por: Jesús Villamizar - Vanguardia Liberal - Semana

Actualizado el: Mar, 10/15/2019 - 11:26

El 18 de enero de 1989 en el corregimiento de la Rochela, en Simacota, Santander, un grupo de aproximadamente 40 paramilitares que se hicieron pasar por guerrilleros, rodearon a una comisión judicial de 15 funcionarios que investigaban una serie de masacres y asesinatos selectivos en el Magdalena Medio.  Los ‘paras’ que pertenecían a las Autodefensas de Puerto Boyacá, les dijeron a los funcionarios que apoyaban su trabajo, pero que tenían que salir de la zona con urgencia por la inminencia de un enfrentamiento con el Ejército.  A solo unos kilómetros de allí, la caravana que transportaba a la comisión judicial fue atacada por aproximadamente 15 hombres que los masacraron.

Solo tres de los funcionarios sobrevivieron al ataque.  La comisión conformada por dos jueces, ocho miembros de la Policía Técnica Judicial y dos conductores había salido de San Gil para investigar varios crímenes cometidos por la alianza entre grupos de autodefensa, el Cartel de Medellín y miembros del Ejército.  Aunque el público relacionó la muerte de los funcionarios con la investigación de la llamada masacre de los 19 comerciantes, en la que paramilitares asesinaron a  negociantes que transportaban mercancía de Cúcuta a Antioquia, señalándolos de venderle armas a la guerrilla, la comisión judicial investigaba otros homicidios.

Según un informe de Memoria Histórica, la masacre fue ordenada por varios motivos: Henry Pérez y el resto de jefes de las Autodefensas de Puerto Boyacá querían impedir que la comisión investigara los asesinatos que habían realizado en contra de supuestos colaboradores de la guerrilla; el Cartel buscaba evitar que los funcionarios encontraran un cultivo de coca en el municipio de Puerto Parra y Tiberio Villareal, un político de la zona, presuntamente le había pedido a Henry Pérez apoderarse de los expedientes que transportaba la comisión porque temía que hubieran pruebas que lo incriminaran con la entrega de contratos públicos a los ‘paras’. 

Según ha declarado Alonso de Jesús Baquero, alias ‘El Negro Vladimir’, que dirigió al grupo que cometió la masacre, varios miembros de la fuerza pública estuvieron involucrados en los hechos, incluido el fallecido general Faruk Yanine Díaz.  La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano por la masacre y ordenó continuar con los procesos judiciales para encontrar a los culpables.