Datos principales

Municipio y departamento: Cajamarca , Tolima

Vereda y corregimiento: Potosí y Anaime

Grupo Armado: Fuerza pública,

Fecha: 2004-04-10

LISTADO DE VÍCTIMAS

Eran Albeiro Mendoza Reyes (menor de edad)

Yamile Urueña Arango (menor de edad)

Cristian Albeiro Mendoza Urrea (bebé de seis meses)

Julio César Santana Gutiérrez (menor de edad)

Norberto Mendoza Reyes


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de Potosí

Guillermo Torres - Revista Semana
Foto por: Guillermo Torres - Revista Semana

Actualizado el: Mié, 10/16/2019 - 16:51

A las 9:30 de la noche del 10 de abril de 2004, una patrulla militar asesinó a cinco personas en la vereda Potosí, ubicada en el corregimiento Anaime en el municipio de Cajamarca, Tolima. Cuando los militares dispararon, los campesinos se desplazaban por un camino rural en un lugar llamado El Placer. De acuerdo con la Justicia, una persona que había quedado herida fue rematada a corta distancia.

 

Las víctimas eran miembros de la misma familia, entre ellos había tres menores de edad y un bebé de seis meses. Este hecho originó el desplazamiento de algunos pobladores de la vereda. Esta no fue la primera masacre en Potosí, en noviembre de 2003, miembros de la misma brigada del Ejército asesinaron a cuatro personas.

 

Un juzgado penal de Ibagué condenó a cinco miembros de la Compañía Búfalo del Batallón de Contraguerrilla Pijaos, de la Brigada Sexta del Ejército, por estos hechos. En julio de 2001, el Tribunal Superior de Ibagué confirmó estas condenas. Los soldados Noel Briñez Pérez, Jhon Jairo Vizcaya Rodríguez, Albeiro Pérez Duque y Luis Fernando Ramos Martínez fueron condenados a 35 años de prisión y a pagar una remuneración económica. El soldado Jhon Jairo Guzmán Gallego fue condenado a 40 años de cárcel  por rematar a la víctima que quedó herida.

 

En octubre de 2011, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá le ordenó al Ejército y al Ministerio de Justicia que realizara un acto público en donde se pidiera perdón a las víctimas.