Datos principales

Municipio y departamento: Saravena , Arauca

Vereda y corregimiento: Puerto Lleras

Grupo Armado: Fuerza pública,

Fecha: 1994-01-03

LISTADO DE VÍCTIMAS

José Alexis Fuentes Guerrero

Ciro Blanco Cáceres

José del Carmen Salcedo

Iván Lozano González

Fructuoso Rincón Páez

Ezequiel Tabares Salazar

Adolfo Calderón Flórez

Luis Hernán Vargas Luna


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de Puerto Lleras

Alcaldía de Saravena
Foto por: Alcaldía de Saravena

Actualizado el: Jue, 10/17/2019 - 07:48

A las 4:30 de la tarde del 3 de enero de 1994, una patrulla militar asesinó a ocho personas en el corregimiento Puerto Lleras, ubicado en el municipio de Saravena, Arauca. Los militares entraron al caserío y dispararon durante 20 minutos contra la comunidad. Luego de la masacre, el grupo del Ejército retuvo a los habitantes del pueblo por cerca de 24 horas.

 

De acuerdo con testimonios de testigos, la patrulla regresó con amenazas días después de que algunos sobrevivientes contaran lo sucedido por televisión. Las víctimas eran campesinos y pescadores.

 

La Procuraduría atribuyó este hecho a una represalia del Ejército por un ataque de la guerrilla que tuvo lugar ese mismo día en la base militar de Saravena, en el que murieron tres soldados. Los militares pertenecían al Batallón de Caballería Mecanizada Reveiz Pizarro del Ejército, que presentó la masacre como una acción contra guerrilleros y entregó los cuerpos como si pertenecieran a la guerrilla. Testigos relataron que la patrulla vistió algunos cadáveres con uniformes militares para fotografiarlos.

 

La justicia militar arrestó a ocho integrantes del Ejército de este batallón y los absolvió en febrero de 1997, pero por las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, que señalaron a las fuerzas militares y al Estado como culpables de estos hechos, la Corte Suprema de Justicia asumió la investigación. A 2013, ningún militar ha sido condenado. El teniente Germán Darío Otálora Amaya, quien estaba al mando de la patrulla, fue retirado de las fuerzas militares el 5 de noviembre de 1995 por otros hechos relacionados con la violación de derechos humanos.