Datos principales

Municipio y departamento: Remedios , Antioquia

Vereda y corregimiento: -

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 1997-08-02

LISTADO DE VÍCTIMAS

Angélica Mejía Sánchez

Efraín Antonio Pérez Trujillo

Alberto de Jesús Silva Maya (empleado del Inderena)

Jairo de Jesús Pérez (miembro de la Junta Cívica de Remedios)

Ofelia Rivera Cárdenas de Trujillo (miembro de la Junta Cívica de Remedios)

Luis Alberto Lopera Múnera (profesor)

Gabriel Yepes (miembro de la Veeduría Ciudadana, de la Junta Central de Acción Comunal, y presidente del Comité de Derechos Humanos de Remedios)

Carlos Enrique Rojo Uribe (ex alcalde de Remedios por la Unión Patriótica, 1988–1990, y por el Movimiento Cívico Popular, 1992–1994)


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de Remedios 1997

Alcaldía de Remedios
Foto por: Alcaldía de Remedios

Actualizado el: Mié, 10/16/2019 - 17:11

En la madrugada del 2 de agosto de 1997, paramilitares del Grupo las Autodefensas del Nordeste, Gan, se tomaron la cabecera municipal del municipio de Remedios y asesinaron a ocho de las once personas, señalándolas de ser colaboradores de las Farc y el Eln. Los ‘paras’ llegaron a la casa de cada una de sus víctimas, presentándose como miembros del Ejército que iban a realizar un allanamiento. Una vez dentro, intimidaron a las familias, llamaron a los pobladores por su nombre, les amarraron las manos y se los llevaron.

 

Hacia las tres de la madrugada los paramilitares llevaron a sus víctimas a las afueras del municipio, en un lugar conocido como Las Negras para asesinarlas. Horas después, los cadáveres de Carlos Rojo Uribe, el ex alcalde del municipio militante de la UP, y Luis Alberto Lopera Múnera, miembro del Comité de Derechos Humanos del pueblo, fueron encontrados en el sector de Marmajito, cerca de la cabecera municipal de Segovia. Sus cuerpos presentaban múltiples impactos de arma de fuego. 

 

Desde enero de 1997 el Gan venía amenazando de muerte y asesinando a integrantes de los sindicatos regionales y a varios líderes cívicos de la zona, lo que generó miedo entre la población y el desplazamiento de 14 sindicalistas. Un día antes de los hechos la fuerza pública realizó operativos de control en el municipio, pero en el momento de la masacre ni el Ejército ni la Policía reaccionaron. En la carreta que de Remedios conduce a Segovia hay tres bases militares.