Datos principales

Municipio y departamento: Carmen de Bolívar , Bolívar

Vereda y corregimiento: San Isidro y Caracolí

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 1999-03-14

LISTADO DE VÍCTIMAS

Héctor Enrique Español Aragón 
Juan José Arrieta Tanus
Pedro Arcadio Niño Meza
Roberto Rafael Romero Catalán 
Julio Cesar Silva Montes 
Luis Carlos Mejía Rodríguez 
Jorge Armando Caro Pacheco 
Néstor José Rodríguez Monterrosa 

**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de San Isidro y Caracolí

Publicaciones Semana
Foto por: Publicaciones Semana

Actualizado el: Mié, 10/16/2019 - 16:04

En la madrugada del 11 de marzo de 1999 un grupo 35 paramilitares del Bloque Montes de María de las Auc llegó al corregimiento de San Isidro, en el Carmen de Bolívar. Allí, con lista en mano y un hombre que señalaba a las víctimas, retuvieron a un civil y lo llevaron hasta la entrada del corregimiento de Caracolí donde lo mataron. A las siete de la mañana, Rodrigo Mercado Pelufo, alias ‘Cadena’, quien estuvo al mando de la masacre, ordenó instalar un retén ilegal en el que detuvo a todos los vehículos y asesinó a ocho personas.
 
En San Isidro, los paramilitares sacaron de su casa al tendero Juan José Arrierta, lo amarraron y lo obligaron a subir a una camioneta. Cuando su hijo, Leonard José, se dio cuenta de la situación intentó huir por el patio, pero los ‘paras’ le dispararon en un pie. El cuerpo de Juan fue hallado debajo de puente en la vía que conduce a Caracolí. 
 
Esta masacre fue planeada por los ex jefes paramilitares del Bloque Norte, Salvatore Mancuso y Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, como parte de su estrategia de expansión territorial de las Auc en los Montes de María y apropiarse de las rutas del narcotráfico en la zona. Estos dos desmovilizados están postulados a la Ley de Justicia y Paz y ya aceptaron su responsabilidad en los hechos.