Datos principales

Municipio y departamento: Apartadó , Antioquia

Vereda y corregimiento: San José de Apartadó y Mulatos

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 2005-02-21

LISTADO DE VÍCTIMAS

Luis Eduardo Guerra (líder comunitario)

Deiner Andrés Guerra Tuberquia (niño)

Beyanira Areiza Guzmán

Natalia Andrea Tuberquia (niña)

Santiago Tuberquia Muñoz (niño)

Sandra Milena Muñoz Posso

Alfonso Bolívar Tuberquia Graciano (líder comunitario)

Alejandro Pérez Castaño


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de San José de Apartadó

Jesús Abad Colorado - Centro de Memoria Histórica
Foto por: Jesús Abad Colorado - Centro de Memoria Histórica

Actualizado el: Lun, 10/14/2019 - 16:14

Hacia las 8 de la mañana del 21 de febrero de 2005 un grupo de por lo menos 60 paramilitares del Bloque Héroes de Tolová, al mando de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, detuvieron y asesinaron a una familia de campesinos de San José de Apartadó cuando se dirigían a cosechar cacao en la vereda Mulatos. Luego, al medio día, en la vereda La Resbalosa del municipio de Tierralta, Córdoba, asesinaron a otra familia en su propia casa. 

Las víctimas fueron torturadas y asesinadas sin usar armas de fuego, tres de ellas eran menores de edad. Varios cadáveres fueron encontraron decapitados y desmembrados.  Los niños tenían machetazos en el cráneo, el estómago abierto a machete y un brazo cercenado. Las víctimas pertenecían a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. Los paramilitares asesinaron a Luis Eduardo Guerra y Alfonso Bolívar Turbequia, líderes de la Comunidad de Paz.

Un Juzgado Especializado de Antioquia condenó a 20 años de cárcel a siete mandos medios del Bloque Héroes de Tolová. Según testimonios de desmovilizados, los paramilitares fueron protegidos por miembros de la Compañía Bolívar del Batallón de Infantería Nº 47 adscrita a la Brigada XVII del Ejército.  En su momento el Gobierno departamental afirmó que la guerrilla de las Farc era la perpetradora de la masacre, deslingando la responsabilidad de los paramilitares y el Ejército.

Por esta razón, en 2005 el teniente Alejandro Jaramillo Giraldo, el subteniente Jorge Humberto Milanes Vega, el sargento Darío José Brango Agamez y al subteniente Édgar García Estupiñán fueron condenados a 34 años de prisión, inhabilitados para el ejercicio de cargos públicos durante 15 años y les fue otorgada una multa superior a los 7 mil millones. Cinco años después, el ex capitán Guillermo Gordillo Sánchez, quien admitió su participación en los hechos, fue condenado a 20 años de prisión.

En 2012 el Tribunal Administrativo de Antioquia condenó a la Nación por perjuicios morales y materiales pero esta sentencia fue apelada por el Ministerio de Defensa. La defensa de las víctimas y el Ministerio llegaron a una conciliación avalada  por el Consejo de Estado diez años después de la masacre. El Ministerio de Defensa reconoció la responsabilidad por los hechos y como parte del acuerdo debe ofrecer excusas públicas e indemnizar a los familiares de las víctimas con un monto de 3.800 millones de pesos.

Desde el 2000 la Corte Interamericana de Derechos Humanos solicitó medidas de protección para la Comunidad de Paz y diez años después de la masacre.