Datos principales

Municipio y departamento: San José del Guaviare , Guaviare

Vereda y corregimiento: El Capricho

Grupo Armado: Paramilitares,

Fecha: 1990-05-03

LISTADO DE VÍCTIMAS

Nancy Polanía Velásquez 

Pablo Enrique Montañez

Héctor De J. Montañez Vacca

Juan De J. Montañez 

Juan Carlos Ramírez M.

Nancy Leticia Vacca

Rosalba R. De Montañez

Luz Myriam Galindo

Álvaro Ortiz Olaya

María Aminta Montañez

Óscar Ariza Hernández

Edgar Ávila Pineda

Heriberto Marín


**Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacresen las que murieron líderes de las comunidades, funcionariospúblicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

NOTAS RELACIONADAS

Masacre de San José del Guaviare 1990

León Darío Peláez - Revista Semana.
Foto por: León Darío Peláez - Revista Semana.

Actualizado el: Lun, 10/14/2019 - 23:28

El 3 de mayo de 1990,  un grupo de paramilitares llegó al corregimiento El Capricho, del municipio de San José del Guaviare, y asesinó a trece personas.

Los paramilitares llegaron a los Llanos Orientales a mediados de los 80, traídos por narcotraficantes y esmeralderos boyacenses.  Los ‘paras’ se hacían llamar ‘Masetos’, en referencia al grupo Muerte A Secuestradores, Mas, creado por el Cartel de Medellín, luego del secuestro de Marta Nieves Ochoa, hermana de los capos Ochoa Vásquez, en 1982.  Aunque el Mas solo duró unos meses, varios grupos paramilitares usaron el nombre desde esa época. 

Los ‘Masetos’ entraron en un declive tras la muerte de Gonzalo Rodríguez Gacha, alias 'El mexicano' en 1989, uno de los principales narcotraficantes que auspició esos grupos paramilitares. Desde principios de esa década, los ‘Masetos’ asesinaron a cientos de civiles en los Llanos Orientales, acusándolas de ser supuestos colaboradores de la guerrilla.

Masetos en los Llanos Orientales:

A principios de los años ochenta llegaron a los Llanos Orientales narcotraficantes y esmeralderos boyacenses a comprar grandes hatos ganaderos.  Llevaron sus grupos de seguridad privada, muchos de ellos integrados por miembros de las Autodefensas del Magdalena Medio, provenientes de Puerto Boyacá.

Los nuevos terratenientes convirtieron a sus escoltas privados en grupos paramilitares como las Autodefensas de San Martín.  Estas estructuras delinquieron en todo el departamento del Meta y fueron conocidos como 'Masetos'.