Descargar Rutas del conflicto en el App Store
Descargar Rutas del conflicto en Google play

Realiza tu búsqueda >

Masacre de Bojayá

 

Jesús Abad Colorado - Centro de Memoria Histórica

Municipio: Bojayá

Vereda o Corregimiento:

Departamento: Chocó

Grupo Armado: Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Farc

Fecha: Mayo de 2002

El 2 de mayo de 2002, guerrilleros del Bloque José María Córdoba las Farc y paramilitares del Bloque Élmer Cárdenas se enfrentaron entre las cabeceras municipales de Vigía del Fuerte y Bojayá, conocida en la zona como Bellavista. Allí, los paramilitares se escondieron detrás de la Iglesia y hacia las 11 de la mañana las Farc lanzaron contra ellos una pipeta de gas llena de metralla que cayó dentro de la parroquia, donde se refugiaban más de 300 personas. El cilindro bomba rompió el techo de la iglesia, impactó contra el altar y estalló produciendo una gran devastación: en el suelo y hasta en los muros quedó la evidencia de los cuerpos desmembrados o totalmente deshechos. El enfrentamiento había empezado el 20 de abril y duró hasta el 7 de mayo.

En la masacre murieron 98 personas: 79 como víctimas directas en la explosión de la pipeta, de las cuales 48 eran menores de edad; otras 13 murieron en los hechos precedentes y posteriores al crimen cometido en la Iglesia de Bellavista y 6 personas que estuvieron expuestas a la explosión de la pipeta y murieron de cáncer en el transcurso de los ocho años siguientes.

La comunidad se vio especialmente afectada porque la iglesia quedó destruida y los sobrevivientes no tuvieron donde realizar los ritos mortuorios que incluyen prácticas ancestrales. A raíz de la masacre, se produjo el desplazamiento forzado de prácticamente toda la población.

Según José Américo Asprilla Rivas, guerrillero que se entregó en los días siguientes a los hechos, las Farc sabían de la presencia de la población civil en la iglesia y aun así alias ‘Vicky’, comandante de los guerrilleros en Buenavista, ordenó el bombardeo con las pipetas de gas.

Las víctimas han denunciado la negligencia del Estado por haber ignorado las alertas tempranas que la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría habían hecho meses antes sobre el peligro en que se encontraba la población. Bojayá tenía una fuerte presencia guerrillera desde 1997. El Bloque José María Córdoba de las Farc cambió su nombre en 2008 al de Iván Ríos, luego de la muerte de este jefe guerrillero.

En septiembre de 2015, el Consejo de Estado dejó en firme una sentencia del Tribunal Superior del Chocó, que condenó al Estado colombiano por omisión en los hechos que provocaron la masacre. En octubre del mismo año, Jairo Alirio Puerta Peña, alias 'Ómar' o 'Vecino', guerrillero que participó en la masacre, fue capturado en San Francisco, Antioquia. 'Ómar' también participó en una masacre en Pueblo Bello, corregimiento de Turbo, Antioquia, en 1996.

Bloque Iván Ríos:

La historia del bloque comienza con la creación del Frente Quinto en 1976 en Antioquia. Luego de que este frente se expandiera a varios departamentos vecinos y las Farc se reunieran en su octava conferencia, se convirtió en 1993 en un bloque. En un principio se llamaba Bloque José María Córdoba, pero en 2008 el Secretariado cambió el nombre en homenaje a ‘Iván Ríos’, quien fue su jefe por varios años y fue asesinado por uno de sus hombres.

Luego de la muerte de ‘Ríos’, Luis Carlos Úsuaga Restrepo alias 'Isaías Trujillo' asumió la jefatura del grupo. El bloque está dividido en dos grandes estructuras. A través de los frentes Quinto, 18, 34, 36, 57 y 58 se encarga de la influencia en la zona bananera, en el Golfo de Urabá (antioqueño y chocoano) y en la frontera de Panamá. La otra estructura tiene por mayor objetivo recuperar el control de la zona de la autopista Medellín - Bogotá en la porción de Antioquia, en el oriente del departamento. Allí delinque a través de los frentes Noveno, 47, Jacobo Arenas y Aurelio Rodríguez. El bloque quedó muy disminuido luego de la ofensiva de la fuerza pública entre 2002 y 2010.

Zonas de influencia: Urabá, norte del Chocó, parte de Córdoba y Oriente Antioqueño.

Jefes principales: Luciano Marín Arango alias 'Iván Márquez', Manuel de Jesús Muñoz Ortiz alias ‘Iván Ríos’, Luis Carlos Úsuaga Restrepo alias 'Isaías Trujillo', Alfredo Alarcón Machado alias 'Román Ruiz', Gilberto Torres Muñetón alias 'El Becerro', Luis Carlos Úsuga Higuita alias 'Jacobo Arango'.

  • Yo sobreviví al conflicto: historia complementaria aportada por un usuario

“Mi vida antes, era una vida normal. En ese entonces yo trabajaba como asistente de farmacia en el centro de salud de Bellavista, vivía con mi esposo y mis seis hijos en el barrio Bellaluz arriba de la iglesia. Siempre he vivido cerca a la iglesia, antes y después de lo que nos pasó.

Para ese entonces se vivía muy bien, tenía empleo en la farmacia y algunas veces colaboraba como auxiliar de enfermería, tenía cerca la iglesia y conseguíamos pescado y plátano fresco a la orilla del río. Ya nada es como antes, aunque los jóvenes disfruten vivir aquí.

El primero de mayo estuve todo el día en la iglesia y en el centro de salud. Recuerdo muy bien que eran como las cinco de la tarde cuando me fui a ver a mis hijos que estaban en la casa, luego de los disparos que se habían escuchado en la mañana de ese día.

El combate comenzó desde la mañana del primero, no sabemos si fue que se cansaron, pero los disparos cesaron en horas de la tarde de ese día. La noche estuvo tranquila, pero a las cinco de la mañana del 2 de mayo empezaron a disparar de nuevo.

Eran las seis de la mañana cuando me levante, me monté encima de unos cajones y tablas que había para intentar ver por una claraboya hacia afuera. Cuando me asomé, era evidente, por un lado estaba la guerrilla y por el otro los paramilitares. Lo único en lo que pensé fue en irme con mis hijos de ahí.

Muchos pensamos en refugiarnos en la iglesia, nadie nos avisó que fuéramos hacía allá, eso fue voluntario. Como era la casa de Dios, creímos que iba a haber respeto, pero no fue así.

Cuando llegué con mis hijos, el padre me pidió que le colaborara repartiendo una avena y unos panes que habíamos traído el día anterior. Unos ya se habían terminado la avena, otros la tenían en la mano y muchos otros ni siquiera la habían recibido cuando cayó la pipeta.

Unos minutos antes yo estaba a punto de salir de la iglesia para ir al centro a buscar la droga para los nervios que se me había acabado, cuando el padre me grito:

-¡Rosita no salgas! ¿Qué pasó?, pregunté.

-¿En dónde están tus hijos?

-Allá están, respondí.

Yo había dejado a mis hijos en una esquina. Cuando el padre me dijo eso, entré corriendo, me acurruque y así como las gallinas meten a sus pollitos debajo del ala para protegerlos, lo mismo hice yo con mis hijos.

A los cinco minutos de haberme sentado ahí, estalló la pipeta. En ese momento lo único que hice fue cerrar mis ojos, aunque escuchaba lamentos, los ojos me pesaban, no podía abrirlos. Creo que una de las razones por las que no podía mirar era por el miedo a ver alguno de mis hijos muerto a mi lado.

Me dije: ‘Tengo que dejar la cobardía a un lado’. Cuando abrí los ojos, una de mis hijas estaba muy herida, tenía mucha sangre. Me paré rápido, le di a cuidar mis hijos a una tía y me fui a la casa de los curas a lavar a mi hija para poder ver las heridas. Sus labios y manos eran morados, estaba pasmada del susto.

Regresé por mis hijos, los cogí y me fui. Cuando iba saliendo me encontré con el padre, él no se movía, tenía la cabeza mirando hacia arriba como si estuviera pensando, lo llame como dos o tres veces hasta que reaccionó.

'¿Padre vamos a dejar que nos terminen de matar acá?' Le grité. El padre dijo que nos fuéramos a donde las monjas, salió corriendo adelante, como yo tenía a mis hijos casi que no me dejan salir de ahí, los paramilitares no nos dejaban.

En el momento en el que pude salir me fui para la casa. Llegamos y estaba el papá de mis hijos desesperado de pensar en que alguno de nosotros se había muerto, recuerdo que le dije: ¡Hombre, no se murieron. Están heridos, pero están vivos! Mi esposo era docente de la institución educativa de aquí de bellavista por eso él no estuvo en la iglesia.

Cogimos todos los trapos blancos que encontramos en la casa y nos montamos en unos botes junto con el padre y las misioneras, hasta que remando con las manos, porque ni palos encontramos, llegamos a Vigía del Fuerte. En Vigía duré cuatro días y de ahí salí para Quibdó.

Durante los tres meses siguientes yo no era la misma, no podía dejar de pensar en lo sucedido. No hacía sino llorar y llorar, hasta que un día me dije que tenía que cambiar. Lo que hice fue volver a Bellavista, yo creo que eso fue lo que me sirvió. Recuerdo que en la mañana y en la tarde iba a la iglesia a rezar y a llorar, así superé todo ese dolor.

Regresar a mi pueblo fue una terapia constante porque yo conocía a todas las personas que murieron. Por eso es que en este momento cuento y no me sale una lagrima. Dios es quien me ha dado mucha fortaleza para luchar por mis derechos y los derechos de las otras víctimas.

Igual la vida no es ese dolor, uno no se puede quedar ahí, hay que echar pa’ lante En este momento acompaño a un grupo de mujeres víctimas de la masacre en talleres de costura y tejido. He logrado hacer parte del comité de victimas de Bojayá en donde puedo luchar por los derechos de las personas que, como yo, hemos sufrido el conflicto. Además, me dedico a cuidar a mis nietos y a colaborarles a mis hijos en lo que necesiten."
 

Acerca del grupo armado

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Farc

El origen de las Farc se remonta a la época de La Violencia, al principio de la década de los cincuenta. Varios guerrilleros comunistas que habían hecho parte de la guerrilla liberal, que combatió al gobierno conservador, crearon varias comunidades ‘independientes’ en un lugar conocido como Marquetalia, en el municipio de Planadas, al sur del Tolima. En 1964 el gobierno de Guillermo León Valencia ordenó un ataque sobre Marquetalia y los guerrilleros sobrevivientes huyeron hacia el suroriente del Meta, el Cauca y Caquetá. Dos años después, en 1966, crearon las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Farc. Para conocer en detalle el origen de las Farc conozca este especial multimedia: "El Davis: el nacimiento de las Farc" en https://goo.gl/mz7T5o Algunos apartes de su historia en: http://www.verdadabierta.com/la-historia-de-las-farc

Jefes: Manuel Marulanda Vélez, alias 'Tirofijo', Guillermo León Sáenz Vargas, alias 'Alfonso Cano', Luis Alberto Morantes Jaimes alias 'Jacobo Arenas', Víctor Julio Suárez Rojas, alias 'Mono Jojoy' y Luis Edgar Devia Silva, alias Raúl Reyes.

Zonas de influencia:

 

<Tu Memoria Cuenta>

Aporta información para ampliar la documentación de esta masacre.

Ubicación geográfica


Ver mapa más grande

Listado de víctimas

    Rufina Cuesta

    Yoimar Andrés Cuesta González

    Ison Rentería

    Brígida Palacios Pandalez

    Yumer Edwis Guzmán González

    Marelvis Guzmán González

    Yunelvis Guzmán González

    Wiliton Mosquera Palacios

    Geidy Martínez Palacios

    Keimer Martínez Gamboa

    Raquel Martínez Palacios

    Luz Del Carmen Palacios Chaverra

    Yaseira Martínez Palacios

    Eysy Martínez Palacios

    Eida Martínez Palacios

    Luis Ángel Mosquera Hurtado

    María Rosa Palacios

    Ana Cecilia Mena Palacios

    Walter Enrique Mena Palacios

    Diana Milena Mena Palacios

    Emiliano Palacios Asprilla

    Ana Cecilia Chaverra M.

    Jamilson Palacios Chaverra

    Daisy Romaña Palacio

    Hercilia Romaña Moreno

    Sonia Mosquera Hinestroza

    Ayenci Palacios Mosquera

    Veimar Palacios Mosquera

    Ananeida Rivas Palacios

    Ananeida Rivas Palacios

    Ana Yesid Rengifo Rivas

    Kevin Rengifo Rivas

    Leyfer López Rengifo

    Juliana Calvo Moya

    Yoleisi Rivas Calvo

    Vanessa Rivas Calvo

    Sandra Patricia Rivas Calvo

    Sandra Milena Rivas Calvo

    Jhon Fredy Rivas Calvo

    Eusebis Mena

    Argenio Palma

    Rony María Rovira Vélez

    Aris Noel Palomeque Vélez

    Estivinson Palacios Asprilla

    Yenny Adriana Mosquera Palacios

    Elena Martínez Mosquera

    Jhon Fredys Martínez Rentería

    Yarleisis Martínez Palacios

    Yoveny Martínez Palacios

    Juan Albert Martínez Rentería

    Benjamín Palacios

    Rosalba Chaverra Hurtado

    Emerita Palacios Chaverra

    Rosalba Palacios Chaverra

    Cresencio Palacios Chaverra

    Yesenia Palacios Chaverra

    Víctor Palacios Chaverra

    Mercedes Palacios Chaverra

    N. Machado Palacios

    Elba Tulia Palacios Chaverra

    Moisés Osorno Palacios

    N. Osorno Palacios

    Faustino Flórez Blandón

    Liboria Palacios Valoyes

    Ana Isabel Ibarguen Palacios

    Eibi Yohana Ibarguen Palacios

    Leison Salas Palacios

    Guillermina Cuesta

    Fredy Chaverra Córdoba

    Sirley Chaverra Córdoba

    Dirlon Córdoba Cuesta

    Jaime Pino Cuesta

    Javier Antonio Palacios

    Luis Eduardo Mosquera

    Herlindo Perea Chalá

    Wilma Palma Perea

    Candelario Valencia

    Eladio Moreno Torres

    Rosa María Rivas

    Tomas Marino Rivas Hurtado

    Anastasio Palacios Mosquera

  • **Líderes sociales y población vulnerable: Mostrará las masacres en las que murieron líderes de las comunidades, funcionarios públicos, profesores, sacerdotes, políticos, indígenas, menores de edad y mujeres en estado de embarazo.

Descargas

Informe del Placer, Putumayo

Otros informes

Informe del Placer, Putumayo

Bojayá: la guerra sin límites

Este sitio web y las aplicaciones para móviles mencionadas en este portal son un producto del Centro Nacional de Memoria Histórica, la Fundación ConLupa.co y VerdadAbierta.com. Todo el contenido de Rutas del Conflicto puede ser usado total o parcialmente siempre y cuando se cite como fuente a este proyecto.